Autoconsumo de energía fotovoltaica: la guía completa

La energía fotovoltaica ha revolucionado a las sociedades, teniendo en cuenta que otros tipos de energía son muy costosos o altamente contaminantes. Ahora bien existen quienes producen energía solar de forma individual, y es aquí donde entra en juego el autoconsumo de energía fotovoltaica. Para poder tener todo al día y como deseas tendrás que saber cuál es la mejor compañía eléctrica para ti.

Autoconsumo energía fotovoltaica

El autoconsumo de energía fotovoltaica como alternativa

Se refiere a la producción de forma individual de electricidad para el consumo personal, por medio de la instalación de placas solares fotovoltaicas, y es una práctica que puede ser ejercida por familias, personas naturales, centros públicos, entre otros.

Los sistemas que se aplican para la generación de energía eléctrica se les denominan sistemas de autoconsumo. Con motivo de los avances científicos, la economía de escala y el mantenimiento, los costes de la energía solar han disminuido junto con los costes de la energía fotovoltaica.

Disminución de los costes de la energía solar

Esto, por supuesto, ocurre desde que se elaboraron las primeras placas solares, por lo que el coste promedio de producción cuenta con precios competitivos. Todo esto comparado con las fuentes de energía tradicionales por regiones, cuyo crecimiento poblacional es alto.

La disminución en los costes en energía solar, ha hecho posible que el autoconsumo de energía fotovoltaica haya tomado interés para los ciudadanos españoles, incluso para paneles solares portátiles.

También hay que tener en cuenta aspectos como el reciclaje de los paneles o la potencia de electricidad que aportan a nuestro hogar. Como de costumbre, todo depende de las innovaciones que aparecen año tras año.

Tipos de sistemas de autoconsumo fotovoltaico

Estos sistemas se encuentran clasificados en aislados, los que presentan conexión en red, o los dependen de si están conectados a la red de electricidad.

Sistemas aislados

Este tipo de plataformas se emplea en la producción de electricidad, ya sea para su consumo inmediato o bien para el almacenamiento en una o varias baterías eléctricas, destinadas para usos posteriores

Sistemas conectados

Estos sistemas vierten los excesos de energía eléctrica, o en otras palabras, aquella que no se consume a la electricidad. El sistema conectado es capaz de obtener una alimentación de energía con el mecanismo de compensación diferida o balante total.

Además cuenta con otros mecanismos como el sistema de compensación de saldos, que son manejados directamente por las compañías de energía eléctrica, descontando de la electricidad que se extrae de la red los excesos de energía que pertenecen al sistema de autoconsumo.

Este tipo de instalación se encuentra sujeto a la ley vigente de cada nación.

Sistemas conmutados con la red eléctrica

La buena noticia es que los sistemas conmutados con la red son posibles de instalar, ya sea por medio de un conmutador independiente o que se encuentre integrado en el inversor, los cuales conmutan la instalación de los paneles con los de la red eléctrica en apenas 10 milisegundos.

Gracias a ello es posible transformar la instalación fotovoltaica en una aislada, ya que nunca llega a tocarse con la compañía. Solo falta tener baterías con algo de acumulación, que a pesar de encarecer la instalación, se puede acoger a la legislación que corresponde a los sistemas aislados.

Partes de un sistema de autoconsumo de energía sola

La energía fotovoltaica para autoconsumo de conexión a la red se encuentra conformada por el grupo de paneles solares además de un inversor. A todo el compendio de partes se le conoce como kit de energía fotovoltaica para autoconsumo, y lo describimos a continuación:

Componentes del kit de instalación

Cada panel está conformado por un conjunto de celdas llamadas células fotovoltaicas, las cuales producen energía eléctrica por medio de la luz solar que incide en ellos. Algunas marcas que elaboran paneles para autoconsumo son Suntech, Sharp Corporation o Atersa.

En el caso del inversor, se trata de un dispositivo que convierte la corriente continua que se genera en el panel fotovoltaico, a corriente alterna. Se suele conectar a los paneles por medio de un cable. Algunos fabricantes de inversores son SMA Solar Technology o SolarEdge.

Además de estos componentes los sistemas de autoconsumo incluyen otros elementos, como baterías o acumuladores, que funcionan para guardar la energía, sobre todo con los sistemas de autoconsumo aislados. Sin embargo los sistemas de conexión a red no requieren de baterías.

También se tienen los inversores de baterías de corriente continua a corriente alterna, donde marcas como Solener desarrollan este tipo de componentes.

Reguladores para el control y gestión de baterías, que funcionan controlando de forma continua el estado de carga de las baterías. Todo esto se hace en virtud de alargar la vida útil de las mismas además de protegerlas de sobrecargas y otros problemas.

Existen accesorios que monitorean el comportamiento de todo el sistema y controlan los aspectos más importantes de toda la instalación fotovoltaica.

Ventajas y desventajas de la energía solar voltaica para autoconsumo

Ventajas del autoconsumo fotovoltaico respecto a consumo de la red

Por un lado los sistemas de autoconsumo se abaratan, mientras que los costes de energía eléctrica se incrementan. Esto hace que resulte más barato producir la propia electricidad. De esta forma se minimiza la dependencia de la electricidad.

La energía solar es una fuente gratuita e inagotable, que además es limpia y respetuosa con el ambiente. Este tipo de energía es la materia prima de los sistemas fotovoltaicos.

Surgen sistemas distribuidos que disminuyen la necesidad de gastar en redes nuevas, reduciendo las pérdidas de energía a causa del transporte de la electricidad por medio de la red. ?Son sistemas que disminuyen la dependencia de energía con otros países.

Se evita cualquier tipo de problemas que tengan que ver con el abastecimiento de la demanda en horas pico, momentos en los que ocurren con mayor frecuencia los cortes de luz y caídas en la tensión eléctrica. Se disminuye el impacto que producen las instalaciones eléctricas en cualquier entorno.

Desventajas del autoconsumo

Hasta hace poco, los costes de compra en los sistemas de auto consumo representaban un obstáculo. Esto ya no es problema hoy en día, debido a que los precios se han abaratado hasta el 80% en 5 años que han transcurrido.

Ahora bien, los precios de la electricidad suministrada por las compañías se han encarecido de hecho se estima que el encarecimiento siga ocurriendo de aquí a los años venideros.

Otro obstáculo de estos sistemas es la intermitencia en la producción eléctrica, partiendo por supuesto de la energía solar. De esta manera, los sistemas de placas solares no generan energía en la noche, y se requiere de un elemento que almacene, especialmente con sistemas aislados. Lo mismo puede llegar a pasar en zonas que a menudo están nubladas.

Con los sistemas de autoconsumo que se conectan a otras redes no ocurren mayores inconvenientes, sobre todo si el país promulga normas que controlen el suministro eléctrico, lo que viene a ser un problema para el autoconsumo en España a pesar de los objetivos del plan solar. En este sitio puedes documentarte sobre el cambio en la legislación que afecta a la energía fotovoltaica.