Consumo de energía para bajar la temperatura

Llega el verano, y no nos queda otra sino encender el ventilador pero cuando el calor se vuelve inclemente, encendemos el aire acondicionado y santo remedio. Sin embargo, al igual que pasa en invierno cuando ponemos la calefacción, el problema llega cuando tenemos que pagar la factura y revisar nuestro consumo de energía para bajar la temperatura.

Pero, ¿sabemos a ciencia cierta cuánto consume el aire acondicionado? Pese a que nos han dicho que se gasta bastante dinero, muchos usuarios no tienen claro de que esto ocurra, por lo que te invitamos a averiguarlo de primera fuente. Hay que saber que dependiendo de las tarifas de gas que tengas esto será más caro o más barato.

Consumo energía o de frío

Consumo real de los aires acondicionados

Agosto es el mes en el que decidimos ir a la playa, ya que quedarnos en casa no es una opción si tenemos que soportar el calor. Esto se debe a que el sol se vuelve insoportable en la época de verano.

Cuando el termómetro marca más de 30 grados, es cuando tomamos la decisión de encender el aire acondicionado para luego tendernos en el suelo (el sitio más fresco de la casa si tenemos suerte). Por ello haremos un cálculo para estimar el consumo de energía para bajar la temperatura.

¿Sale costoso encender el aire?

No hay que ser un erudito para saber que el aire acondicionado tiene un consumo mucho mayor que el ventilador claro que el consumo de energía para bajar la temperatura puede ser menor de lo que piensas.

Muchos aparatos eléctricos incluyen una etiqueta en la que se lee su nivel de eficiencia energética. Sin embargo hace algunos años no ocurría de esta manera, y los aparatos mientras más antiguos más energía consumen. En caso de que tengas alguno, es hora de cambiarlo por uno más eficiente.

Los aires acondicionados de baja potencia son bastante frecuentes en el mercado. En el verano debes mantenerte fresco, pero no necesariamente tienes que alcanzar las temperaturas polares. Si eres capaz de controlar la potencia del aire, también puedes regular el gasto energético

En caso de que el electrodoméstico incluya un inversor, contribuyes con la gestión de un consumo más eficiente, ya que de esta forma se mantiene la temperatura estable, sin que los ciclos de encendido o apagado tengan lugar.

Consumo energía o de frío

Gasto real del aire acondicionado

El voltaje de cada aparato de corriente alterna es distinto. Existen sistemas de acondicionamiento de aire que demandan 600W, mientras que otros requieren 4000W. Un aire acondicionado estándar pide cerca de los 2000W (KW), y si lo encendemos 8 horas al día tenemos que:

2KW x 8h de encendido al día = 16kWh/día

16kWh x 30 días (un mes) = 480kWh/mes

Ahora es momento de multiplicar este resultado por el factor energía que tiene un valor de 0,122699 euros. El resultado es el siguiente:

480kWh x 0,122699 euros = 58,90 euros / mes.

Buscando un resultado más realista

A pesar de que el resultado pueda parecer realista, lo cierto es que existe una estimación mucho más exacta, tomando como referencia el perfil de un consumidor promedio:
Cuando este usuario debe ir para el trabajo, permanece fuera de casa entre 7 u 8 horas, por lo que regresa entre las 19 y 21 horas. Luego se acuesta entre las 23 y 01 horas para descansar en promedio unas 7 horas.

Esto teniendo en consideración que trabaja en una jornada laboral de lunes a viernes. Este usuario permanece en casa cerca de unas 12 horas al día, en las que pasa la mitad del tiempo durmiendo o incluso más. Ahora vamos con el cálculo real:
Tomando en cuenta el perfil del usuario, tenemos que restar las horas de sueño, pues idealmente se debe apagar el aire en el momento de dormir, o programar el aire acondicionado para que se apague en un determinado momento.

De esta manera nos quedan solamente de 5 a 7 horas al día, en las que solamente tendremos el aire encendido unas 6 horas. Ahora viene la parte más interesante:
6 horas al día x 5 días laborables = 30 horas semanales x 4 semanas = 120 horas /mes. Haciendo lo mismo que en el cálculo anterior, multipliquemos la energía por el factor energía, teniendo como resultado 29,45 euros.

Coste durante los fines de semana

Vamos a suponer que el consumidor pasa fuera de casa al menos 1 de los 4 fines de semana. Además los tres fines de semana restantes, el usuario se sacrifica encendiendo el aire acondicionado por lo menos dos horas al día más que en el resto de la semana:

8 horas al día x 3 fines de semana = 48 horas de aire acondicionado en funcionamiento

48 horas x 2kW de AC x factor energía = 11,78 euro los tres fines de semana.

Ahora hace falta sumar el consumo en días normales con el de los fines de semana, y se tiene:

(29,45 + 11,78) euros = 41,23 euros al mes de aire acondicionado encendido.

Se puede lograr un consumo eficiente del aire acondicionado, reduciendo hasta la mitad el coste inicial. Con una tarifa eléctrica variable y encendiendo el aire acondicionado en horas necesarias, puedes pagar mucho menos en la factura de luz.

Consumo energético de un ventilador

El ventilador es el segundo electrodoméstico que encendemos cuando tenemos calor. Sin embargo no tenemos claro cuánta energía consume, siendo un dato importante a incluir cuando calculamos el consumo total.

Cálculo del consumo de energía de un ventilador

Se tiene un ventilador cuya demanda es de 55W, y si se enciende por un espacio de 8 horas al día, se multiplican ambos valores, quedando un consumo de 440Wh/día. Luego:

440 Wh x 30 días (1 mes) = 13.200Wh = 13,2 kWh/mes

Luego el consumo mensual se multiplica por el valor del factor energía, resultando:

13,2 kWh x 0,122699 euros = 1,62 euros/mes

Incluso si asumimos que el ventilador se enciende el primer día, y no lo volvemos a apagar en todo el mes tenemos que:

55W x 24 horas de uso al día = 1320 Wh/día = 39,6 kWh/mes = 4,86 euro / mes.

Aspectos finales

Un ventilador que se encienda 30 días continuos tiene un coste de apenas 5 euros, que con impuestos e IVA se incrementa hasta los 7 euros. Comparado este precio con los 50 euros que se pagan con el aire acondicionado, se tiene una diferencia de 43 euros.

Estos cálculos son meramente ilustrativos, pues hace falta sumar el término potencia (valor constante), el alquiler del medidor y los demás impuestos que determinan los costes de luz. Por ello es indispensable hacer un consumo responsable que funcione a favor del ajuste del precio de la luz.

Con esta páginapuedes conocer todo lo relacionado al tema.

Aquí puedes encontrar datos interesantes que tienen que ver con el consumo energético para bajar la temperatura.

Te dejamos un vídeo sobre aire acondicionado: