Instalación de paneles solares

Como parte del plan solar, la instalación de paneles solares se ha hecho muy popular en los últimos tiempos gracias a la sensibilización sobre el uso de energías renovables. Son muchos los hogares y las empresas que se han sumado a la instalación de paneles solares, unos en búsqueda de oportunidades de negocio e innovaciones, y otros por el atractivo de la reducción del precio de la energía que consumen.

En España, la instalación de paneles solares ha sido promovida constantemente, al punto de brindarse ayudas y garantizarse la compra de la energía producida en pequeñas instalaciones a precios muy atractivos. Todo esto ha llevado a que un notable porcentaje de la energía que se consumen sea de esta fuente. Lo más interesante es que este es apenas el comienzo, cada día serán más las iniciativas que apoyen el uso de recursos renovables.

¿Estás interesado en realizar una instalación en casa? Te explicamos cómo lo puedes hacer.

instalación paneles solares

Esquema de instalación

Lo primero que debes saber es cuáles son los elementos que intervienen en una instalación común de paneles solares.

El primer elemento, y el más evidente, es el panel solar, que, por lo general, es un panel fotovoltaico. De la instalación de estos elementos debes considerar la posición. Como ya sabes, estos paneles deben estar orientados de tal manera que estén expuestos a la mayor cantidad de luz solar por el periodo de tiempo más prolongado posible.

Debes evitar cualquier bloqueo de la luz solar, es por eso por lo que el techo suele ser la mejor opción para la instalación de esos sistemas de energía renovable.

Definiendo el tipo de energía

El resto del sistema instalado depende mucho del tipo de energía que quieras obtener. Por ejemplo, si tu intención es obtener energía térmica, el sistema vendrá acompañado de un intercambiador de calor. El fluido que se usa en estos intercambiadores es el agua.

Si el sistema que vas a instalar es para energía eléctrica, lo que sigue en el sistema es un regulador de la potencia que, por lo general, va conectado directamente al consumo del hogar y a baterías (en el caso de que quieras almacenar el sobrante).

Si es un sistema de paneles que quiere vender energía a la red eléctrica, el sistema se hace más complejo, pues necesita de un conversor que envíe la corriente en las condiciones requeridas por el comprador.

Adicional al regulador y al conversor, se instalan sistemas que protegen al proceso de posibles fallas.

Considerando el uso

Antes de cualquier instalación debes considerar qué deseas obtener del sistema. Nosotros lo hemos dividido así:

Para autoconsumo

Si tu sistema tiene el único fin del autoconsumo, lo que debes considerar es cuánta energía consume tu hogar en sus condiciones normales. Este cálculo te permitirá determinar la cantidad de paneles solares que deberás instalar.

Una de las consideraciones más importantes al escoger la potencia es saber sobredimensionar el consumo. No se trata de producir el doble de lo que se consume, pero sí, tener una producción que responda bien ante las emergencias. Recuerda que las baterías pueden ayudarte a almacenar el excedente que no utilices.

Por último, considera el espacio disponible para la instalación y el presupuesto. El metro cuadrado de paneles solares ronda los 800 euros, si no te alcanza para independizarte del servicio de las compañías eléctricas, puedes ir haciendo una sustitución parcial.

Para venta

Cuando se desea vender energía solar, se debe considerar el espacio disponible y la rentabilidad del negocio. Por lo general, existe un óptimo en la instalación que te permite sacarles el mejor provecho a las tarifas.

Recuerda que existe la obligación de compra de este tipo de energía y que el precio se regula según el tipo de instalación. La información más relevante que te ayuda a tomar una decisión es que, mientras más produzca se te ofrece menos dinero por Kw, por eso, la mejor estrategia puede ser que te quedes como un productor mediano.

Las instalaciones fotovoltaicas que se dedican a la venta se clasifican en:

  • Instalaciones que generan hasta 20 KW en donde los paneles están en tejados o paredes
  • Instalaciones que generan más de 20 KW, pero menos de 200 KW con paneles en tejados y paredes.
  • Instalaciones en el suelo, sin tomar en cuenta cuanto produzcan.

Para que te hagas una idea de lo que se paga en España, por una instalación en suelo, al ser una gran producción, pagan hasta la mitad de lo que pagan por una instalación que produce menos de 20 KW.

Considerando la tecnología

Por último, en el mercado existen paneles que dan mucha flexibilidad de uso. En algunos casos funciona un panel mejor que el otro.

Paneles fotovoltaicos

Estos paneles solo generan electricidad y son ideales para los productores que desean vender su energía. Aun así, puedes instalarlo para el autoconsumo, en el caso que necesites calentar agua, puedes usar un calentador eléctrico alimentado con energía solar. Aunque no son muy conocidos, también hay que decir que existen los paneles solares portátiles.

Muchos de los que trabajan a favor del autoconsumo prefieren tener más libertad con respecto a la energía que producen, y para ellos existen los siguientes paneles.

Paneles híbridos

Los paneles híbridos tienen la ventaja de producir energía eléctrica y energía térmica con un mismo dispositivo. La instalación suele ser más compleja, pero obtienes todo lo que necesita tu hogar.

El panel, para ejemplificar, funciona como una caldera que aumenta la temperatura del agua y la intercambia para las funciones de calentamiento y el mismo panel tiene receptores que envían energía al regulador de electricidad.

Como verás, la instalación de estos paneles debe ser un acto consciente que te lleve a la optimización de la inversión. La recomendación final es que, ante la duda, consultes con profesionales que te guíen con el cálculo del consumo de energía y cómo puedes cubrirlo con paneles solares.

También es recomendable que instales un sistema que te permita la ampliación. Debes pensar a futuro, quizá hoy solo quieras el panel para el autoconsumo, pero más adelante te puede interesar vender esta energía.

Además de todo lo contado, puede que te interesen aspectos como el coste de la electricidad solar o el mantenimiento y la potencia de los paneles solares, así como su rendimiento en caso de nubes y su reciclaje. Encuentra más información a través de este artículo y visualizando este vídeo: