Objetivos del plan solar: todo lo que necesitas saber

En los países del sur y este del Mediterráneo, existe un enorme potencial de crecimiento de las energías renovables. Hasta ahora, no existía el marco adecuado ni las capacidades de transmisión para permitir las exportaciones de electricidad a Europa.

En este contexto se aprobó un plan de aprovechamiento de los recursos solares denominado plan solar mediterráneo. El objetivo del plan solar mediterráneo o plan solar se beneficia de este contexto. La seguridad del suministro y la independencia energética son preocupaciones crecientes frente a las fluctuaciones de los precios de la energía. Resolver estas cuestiones entra dentro del objetivo del plan solar mediterráneo.

El plan solar 2019 y sus principios van a permitir ordenar muchos aspectos de la industria solar en España:
* Promoción de la actividad profesional para el calculo de la potencia de los paneles solares foto-voltaicos con sol o con nubosidad para quienes apuntan al autoconsumo de energía fotovoltaica para la instalación y mantenimiento de paneles solares, para el incremento del almacenamiento de energía solar en España, para el reciclaje de paneles solares.
Reducción por masificación del coste de la electricidad solar y el precio de los equipos para producirla, en su versión fija o portátil.
* Obligación de compra de energía solar para los distribuidores.

objetivos plan solar, plan solar

Qué es y cuáles son los objetivos plan solar

El objetivo del Plan Solar Mediterráneo (PSM) es acelerar la ejecución de proyectos de energía renovable y eficiencia energética en varios países del mediterráneo. Se trata de una iniciativa del Banco Europeo de Inversiones (BEI), junto con la Comisión Europea y el banco KfW
El plan ayudará a la implementación y financiación de proyectos en las áreas clave de energía renovable, eficiencia energética, así como en la red de transmisión y distribución.

El objetivo del plan solar mediterráneo es instalar y operar 20 GW de capacidad de generación de energías renovables para 2020. Además, contempla la integración de toda esta capacidad de generación en el sistema energético europeo.

El plan solar en el contexto energético actual

El plan solar mediterráneo se beneficia de un contexto de acontecimientos actuales muy favorables. El desarrollo sostenible está en el centro de las estrategias de los países de la región europea, norteafricana y del Oriente Medio, y es la guía de los objetivos plan solar mediterráneo.

Este desarrollo sostenible se basa en la protección del medio ambiente en conjunto con el desarrollo económico y social. La seguridad del suministro y la independencia energética son preocupaciones crecientes y cruciales de los gobiernos, frente a las fluctuaciones de los precios y las amenazas en el suministro.

Impulso a las tecnologías limpias en la región

Mientras que las tecnologías solares fotovoltaicas y eólicas han alcanzado cierta paridad con las fuentes fósiles para la generación de energía, el desarrollo acelerado de las centrales solares es un eje estratégico de la transición energética.

Europa ha decidido liderar este proceso de transición para poder responder rápidamente a los desafíos. El Plan Solar Mediterráneo representa una respuesta a estos desafíos y una oportunidad de crear puestos de trabajo cualificados.

La revolución de la energía solar ha comenzado en el norte de África y Medio Oriente, donde varios países de la región han lanzado sus planes solares nacionales.

Los planes más ambiciosos hasta la fecha en el horizonte 2020 – 2030 son los de Arabia Saudita, Egipto, Argelia y Marruecos. En particular, el plan solar de Marruecos demostró el interés internacional y el potencial de financiación.

Por lo tanto, de 50 a 100 GW de generación de energía solar deberían estar instalados en esta región para el año 2030.

Apoyos e impulsos al plan solar mediterráneo

En realidad, numerosos factores han hecho que la región mediterránea sea el futuro líder mundial de la energía solar. Principalmente la asistencia financiera y técnica para el proceso de transición energética, la retroalimentación de la experiencia de los primeros proyectos y el deseo de diversificar las fuentes energéticas.

El Plan Solar Mediterráneo aprovecha los instrumentos de la UE y sus Estados miembros, y envía mensajes coherentes en materia de seguridad energética, en particular a los socios estratégicos y a los grandes proveedores de energía.

Objetivos principales del PSM

El objetivo de la iniciativa es elaborar la hoja de ruta para la creación de un marco político y reglamentario con objetivos concretos:

Crear un marco reglamentario armonizado para facilitar la construcción a gran escala de plantas de energías renovables, así como el intercambio de la electricidad.

Mejorar la tecnología y la transferencia de conocimientos técnicos.

Contribuir a la creación del apoyo institucional necesario, en particular una red de expertos dentro de la estructura de gobierno.

Fomentar las inversiones en el ámbito de las energías renovables y la eficiencia energética.

Alcanzar una capacidad de producción de energía renovable, principalmente eólica y solar, de 20 GW en 2020 en las riberas sur y este del Mediterráneo.

Suministrar al mercado local la mayor parte de la electricidad producida y exportar una parte a la Unión Europea.

Crear puestos de trabajo y capacidades industriales en los países del sur y del este del Mediterráneo.

El Plan Solar Mediterráneo y el futuro de Europa

El Plan Solar Mediterráneo ofrece importantes oportunidades para la cooperación euro-mediterránea, ya que aborda preocupaciones comunes y, en gran medida, complementarias.

El Plan es coherente con el objetivo europeo de liderar el desarrollo mundial de las energías renovables como una de las señas de identidad de la UE, pero también es necesario cumplir los objetivos de la política energética de la Unión Europea en materia de energías renovables

En cuanto a los socios mediterráneos de la Unión Europea, el Plan les permite explotar su potencial eólico y solar para hacer frente a su creciente demanda energética y, posiblemente, exportar a Europa la electricidad generada de esta forma, fomentando nuevas ramas de actividad económica, la creación de empleo y el fomento de la I+D y la transferencia de tecnología.

Los retos de la integración mediterránea

Las preocupaciones compartidas entre Europa y sus socios mediterráneos ofrecen la doble oportunidad de reforzar la integración de Europa y el Mediterráneo. De esta forma es posible apoyar un desarrollo más sostenible, siempre que se aborden una serie de limitaciones actuales.

La adaptación de los marcos institucionales y reglamentarios, esenciales para proporcionar el nivel de apoyo jurídico y de seguridad necesario, es en sí misma un factor de modernización del sistema energético de la región.

De este modo, las energías renovables podrían iniciar un proceso de armonización y convergencia que podría extenderse gradualmente al sector energético restante.

Es cierto que el desarrollo masivo de las energías renovables todavía despierta algunas incertidumbres. Pero su integración en el sistema energético es una realidad en muchos países europeos y, en menor medida, en algunos países socios mediterráneos.

En cualquier caso, el objetivo del Plan Solar Mediterráneo de desarrollar 20 GW de capacidad de energía renovable para 2020 es muy ambicioso y requerirá medidas importantes en varios campos complementarios que deben comenzar a materializarse lo antes posible para evitar que se socave la credibilidad del proceso.

Puedes encontrar más información a través de esta página.